Reportajes míticos, la gran recopilación (parte 1)

A continuación te presento una recopilación de reportajes míticos que subí a Instagram entre 2016 y 2019 para recordar los reportajes que marcaron mi trayectoria. Puedes ver más en la propia sección de #hace10fiestas y en mi perfil de Instagram @abdulgrau.

Silverland, cuando la magia se convierte en festival

silverland

El 8 de mayo de 2010 tuvo lugar uno de los mayores festivales que ha vivido Zaragoza: el Silverland, en la Feria de Muestras. Posiblemente fuera mi primer gran evento como fotógrafo más profesional y me sorprendió tanto la envergadura del recinto, en el que únicamente había trabajado como técnico de sonido en grandes eventos celebrados en 2006, 2007 y 2008, y el show con acróbatas y gogós completamente desnudas, todo un reto para buscar el arte sin enseñar las partes de su cuerpo prohibidas.

Toompack, mi comienzo como fotógrafo profesional

1170867 437005989832440 8593090575288806997 n

Hablando de comienzos, esta es una de las primeras fotos que realicé de forma más profesional y de las que me siento orgulloso. Fue en julio de 2009 en una actuación de Toom Pak en Alcañiz (Teruel). La calidad no es muy buena, ya que iba con una semiréflex y he tenido que rescatarla de Tuenti, pero fue una de esas noches que siempre recordaré y que me sirvieron para probar la fotografía nocturna con movimientos rápidos, pues no resulta fácil captar el momento oportuno en un espectáculo de percusión. +info: http://www.toom-pak.com/

Taito Tikaro, el primer DJ que vi pinchando a 4 platos

06 12 10 taito tikaro 1
Reportajes míticos, la gran recopilación (parte 1)

Antes, para el Puente de la Constitución, hasta los pueblos pequeños se atrevían a llevar DJ’s de renombre. Es el caso de Albalate del Arzobispo (Teruel), donde el 6 de diciembre de 2010 pasó por la Sala Modelo Taito Tikaro, de Matinée Group.

Respecto a la promotora Matinée poco que decir, fue y sigue siendo una de las más importantes del país en cuanto a música electrónica, aunque ahora ya no se montan festivales de gran envergadura salvo en Cataluña, Ibiza y pequeños eventos en forma de tour que no llegan a ser ni la mitad de espectaculares que los de hace unos años.

En cuanto a Taito Tikaro, o Jordi Robles, estaba en un momento de explendor; aunque lo había conocido ya en El Plata, popular discoteca de Zaragoza en la que conseguía aforo completo, su paso por Albalate del Arzobispo fue todo un lujo para escuchar junto a él sus grandes éxitos del house/progressive house como Shine on me (2007), Miracle of love (2007), Rock your body (2007), Real things (2008), Addicted (2009) o Today is my day (2009). Era una época en la que se veía a muchos DJ’s que pinchaban con 3 CDJ y vinilos, de sentir el house en esencia bien mezclado.

Fotográficamente, fue de mis primeros reportajes con la Canon 1000D pero sin flash externo, con lo cual me pilló en plena época de transición de una cámara semiréflex a una réflex y la mejoría en cuanto a calidad fue significativa, no obstante todavía me quedaba mucho por aprender y me empeñaba en seguir usando los filtros «Dragan» que usaba hasta entonces y que a día de hoy me parecen horribles.

A destacar también que en salas como esta conocí a gente que años más tarde seguiría viendo no solo en sus pueblos sino en los de alrededor y se creaba un buen rollo que difícilmente se puede repetir ahora cuando muchas veces se trata al fotógrafo como un «personaje objeto» de la noche al que hay que pedir una foto y punto sin sentir la necesidad de conocerlo un poco más allá de comprobar que se sale medianamente bien en la foto.

Mira el reportaje completo en: http://www.tilllate.es/es/fotorreportaje/10345994-taito-tikaro-sala-modelo

El Miner de Andorra, un festival en un local diminuto

24 12 10 miner festival winter edition 96

Hoy quiero presentaros uno de esos reportajes que no por ser en un local pequeño tiene que ser mejor o peor. El 24 de diciembre de 2010 tuvo lugar el Miner Festival (Winter Edition) en el Pub Druida de Andorra (Teruel). Fue la primera vez que hice fotos en Nochebuena y la verdad es que es uno de esos sitios de pueblo para el recuerdo porque siempre me trataban genial.

Fotográficamente, seguía sin flash externo, así que la calidad de las fotos dejaba mucho que desear. Mi principal preocupación por aquél entonces era la reducción de ruido, por lo que disparaba a ISO 200-400, que para los que entendáis un poco de fotografía, también provoca que las fotos salgan más oscuras.

Noche de Reyes en el Pub Piadoli de Andorra

04 01 12 noche de reyes 2012 33
Reportajes míticos, la gran recopilación (parte 1)

Hoy quiero recordar un reportaje mítico de la Noche de Reyes que hice en el Pub Piadoli de Andorra (Teruel). Siempre suelo decir que la noche del 5 de enero es para estar en un pueblo porque es la última que la gente que aprovecha las fiestas navideñas para salir a darlo todo antes de volver a la rutina.

En este caso, el local se llenaba siempre y por desgracia esta fue la última noche que estuve haciendo fotos en él por lo mismo de siempre: pidas el dinero de 5 cubatas o el de 20 hay gente a la que pagar a un fotógrafo de eventos nocturnos les parece caro pero sin embargo ven correcto pagar 2.000 euros por las fotos de una boda o de una comunión y por mucho que le expliques que no sólo son las horas de hacer fotos y el kilometraje sino que hay más horas de retoque no lo quiere entender.


En cuanto a las fotos, usaba la Canon 1000D y ya manejaba el flash externo en condiciones, por lo que ya conseguía cierta calidad. 

Batea, la primera vez como fotógrafo, que no de fiesta

29 06 13 maxima fm tour 2013 1

Hoy os presento un reportaje mítico de finales de junio del 2013. Hasta aquel año Batea (Tarragona) montaba un fiestón el último sábado del mes y en esta ocasión fueron Dani Moreno, Hoy os presento un reportaje mítico de finales de junio del 2013. Hasta aquel año Batea (Tarragona) montaba un fiestón el último sábado del mes y en esta ocasión fueron Dani Moreno, Jose AM y Xavi Alfaro quienes pusieron la música a la fiesta de Maxima FM cuando los eventos de la emisora estaban en pleno auge por la zona.

Fue una noche espectacular en la que un pueblo pequeño demostró que se puede organizar bien un evento y facilitar la labor del fotógrafo poniendo un photocall en la entrada así como dándole acceso a otros puntos del recinto desde donde captar las mejores imágenes. Llevé la Canon 1000D y disparé a f 2.8 todo el rato cambiando únicamente la velocidad de disparo, algo que a día de hoy me parece complicadísimo porque con otras cámaras muchas fotos salen ligeramente desenfocadas.

Subí más de 350 fotos y aún así, por desgracia para mí, a partir del año siguiente decidieron prescindir de fotógrafo contratado por la organización directamente, así que solo puedo decir que estoy deseando volver y espero que algún día alguien decida volver a contar con Tilllate para las fiestas en Batea.

El Midnight Water Festival, cuando la locura se hizo realidad

27 07 12 midnight water festival acto 2 de 2 1

El verano del 2012 fue mágico. Si en 2011 me cautivó Salou, un año más tarde Lérida cumplió casi todas mis espectativas en cuanto a disfrutar haciendo fotos de noche. El gran descubrimiento fue Làrida, uno de los lugares más emblemáticos que, junto a Big Ben (Mollerousa), me tuvo enganchado un montón de noches. Allí, el 27 de julio, me encontré con el Midnight Water Festival, lo que supondría el inicio de una grata relación con el Grupo Midnight que más tarde me convertiría en fotógrafo de su Fucking Party Hard, Water Colour Party y otros formatos de la promotora.

Recuerdo como si fuera ahora que, desde la carretera, podía divisar las luces apuntando hacia las nubes y, cuando llegué, me encontré con tantísima gente y tan buen rollo que quise que la noche nunca acabara. La locura, el desfase y todo lo atractivo que hubo fotográficamente hablando crearon una noche memorable en mi segunda visita a la discoteca. Ojalá hubiera sitios así ahora y con gente tan abierta que no solo te pedía fotos sino que te respetaba, se preocupaba por ti, por tu vida, te invitaba a una copa y te proponía quedar para salir de fiesta en otra ocasión; ese contacto con el público para mí al menos es muy importante. Fui con la Canon 1000D y pude sacar partido al flash externo en manual, ya que habitualmente lo usaba en modo automático hasta entonces. El resultado lo podéis ver en estos dos reportajes:

La primera Matinée en un pueblo pequeño

23 09 11 matinee 1

Recuerdo la única Matinée que hubo en la plaza de toros de Albalate del Arzobispo (Teruel) en 2011 como si fuera ayer. Pero la recuerdo por dos cosas. Primeramente, fue la primera noche que tuve el placer de ser el fotógrafo de Lydia Sanz y Vanessa Kelin, que compartieron cabina con Adrián Sanz y Jordi Sanz. Y luego, porque fue el primer evento de mi trayectora profesional como fotógrafo que nunca cobré, pues quien me tenía que pagar me dijo que me pagaría el próximo evento en el que trabajáramos juntos y así fue alargándose la cosa hasta que dejé de insistir. Esto es, por desgracia, algo que arrastramos muchos de los que trabajamos en la noche sin un contrato por escrito, conozco infinidad de gente a la que los que fueron sus jefes algún día les deben dinero, y yo mismo podría hacer un listado de quienes me han dejado a deber trabajos engañándome como a un tonto, pero no puedo hacer público el nombre de las empresas aunque tenga que contener mi rabia y jugar con la balanza de emprender medidas legales o no.

Aquella noche de 2011 fue una reafirmación del fenómeno Matinée en la zona que más adelante se repetiría en otras localidades de alrededor. Acudieron personas con 18 – 20 años recién cumplidos que a día de hoy aún sigo viendo de fiesta en fiesta y entonces sí que su comportamiento hacía que el fotógrafo se sintiera «querido» por el público.

Usé la mítica Canon 1000D y fueron los últimos tiempos de unos retoques que ahora me hacen daño a la vista, pero que en aquel momento eran lo más moderno y molón. Podéis ver el reportaje completo aquí: http://www.tilllate.es/es/fotorreportaje/10541128-matinee-plaza-de-toros-de-albalate

Alcorisa erótica, lo prohibido sin censura

29 04 12 festival erotico 1

En el álbum ‘Reportajes míticos’ hoy toca recordar el festival erótico de Alcorisa (Teruel) que tuvo lugar el 29 de abril de 2012. Aunque había visitado la localidad como fotógrafo numerosas veces desde pequeño, nunca había trabajado en la sala Alcor 65 hasta aquella noche. La verdad es que fue buena elección porque era el final de una etapa en la que, por una parte, la gente de los pueblos de alrededor como Andorra o Calanda aún acudían sin dudarlo por lo que nos juntábamos muchas caras conocidas y, por otra, porque si no recuerdo mal fue el último año que se celebró el tradicional festival erótico que se desarrollaba con motivo de las fiestas de primavera.

Técnicamente usaba la Canon 1000D con el objetivo 18-55 f. 3.5 y he de reconocer que le sacaba buen partido comparando con lo que hacían otros fotógrafos por aquella época, aunque no terminaba de dominar el nuevo flash externo en modo manual. Lo más complicado fue enfrentarme a las luces rojas que se suelen poner cuando hay striptease integral y que dificultan la configuración de los parámetros para disparar, pero aún conseguí sacar buen material sin enseñar pezones, esa parte del cuerpo prohibida desde siempre que parece ser pecado que se vea.

Solo añadir que mi intención era volver con asiduidad a la sala, pero la frialdad con la que me trataron desde la dirección supuso que por ninguna de las dos partes hubiera interés, fue de esas noches en las que terminas pensando que los dueños del local o promotores del evento siguen sin entender el concepto de hacer fotos de calidad para promocionar su fiesta y que la gente se las pueda descargar gratuitamente de una página de renombre internacional como la de Tilllate.

Santana de MYHYV en La Cage Pachito de Salou

25 06 13 fiesta del agua santana de mhyv 1

Hoy en la sección de reportajes míticos os presento una de tantas noches en las que estuve con Santana de MYHYV en La Cage Pachito de Salou (Tarragona). En concreto, esta foto es de la Fiesta del Agua del 25 de junio de 2013 y recuerdo como si fuera ahora cómo fue tomada.

En aquella ocasión yo no era el fotógrafo «oficial» pero quienes íbamos allí nos tratábamos como «compañeros», es algo que aprendí en las discotecas de Cataluña: el compañerismo entre fotógrafos. Él me dejó subir a la «zona vip» para realizarla y el simple hecho de ceder cada uno nuestro espacio teniendo en cuenta nuestros puntos de vista y nuestras limitaciones es un acto que por desgracia se ha perdido en más sitios de los que imagináis con lo fácil que es aceptar que una noche uno es el «oficial» y el otro no y quizás mañana se inviertan las posiciones, por lo que es importante el respeto mutuo al trabajo de cada uno y eso yo, al menos, lo valoro bastante y lo aplico cuando voy a festivales o conciertos en los que contratan a otro para que haga un tipo de fotos y a mí para el «trabajo sucio», o lo que es lo mismo, las fotos de público, debido al riesgo que ello conlleva, o viceversa, claro está.

No me voy a extender hablando de la relación de amor-odio entre La Cage Pachito y yo, pues desde que pisé el lugar en 2011 me enamoró porque no conozco otro donde se venda esa «locura» y se reúna gente de toda España noche tras noche, de hecho llegué a ir con el equipo de tour por España esta vez sí que siendo el fotógrafo oficial, y conseguí muchos contactos de pueblos de Aragón, Navarra o La Rioja que aún hoy sigo manteniendo. Pero sin embargo lo que hasta el 2014 me supuso muchas alegrías luego resultaba ser una pérdida económica importante debido a que cada noche me hacía más de 500 kilómetros para estar allí, más cuando comenzó la «invasión francesa» en Salou y hacer fotos carecía de toda motivación al no poder establecer una comunicación fluída con la gente ni ser capaz de innovar artísticamente como fotógrafo.

En esta foto llevaba mi adorada Canon 1000D y el objetivo Tamron 17-50mm en el año en el que conseguí fotazas con él en las salas de Cataluña gracias a la buena iluminación que podía captar a f 2.8 y que me llevaron a estar en el top de las 15 mejores fotos de España de Tilllate. Iba practicando con los puntos de enfoque y ya ponía al límite tanto la cámara como el objetivo en vistas de renovar, así que La Cage Pachito era mi sitio de prácticas fotográficas para luego poder sacar el mejor partido en otros eventos, ya que la gente era de todo menos exigente con la calidad fotográfica.

Este verano 2018, por desgracia, apenas he estado en Salou para recibir a los miles de estudiantes que aterrizan allí después de terminar los exámenes, pero espero volver con fuerza el próximo verano o, quién sabe, buscar otro destino costero donde pueda disfrutar tanto o más.

Studio 54 con Soraya Arnelas

studio54 001

Hoy en la sección reportajes míticos toca recordar la fiesta Studio 54 con Soraya Arnelas que tuvo lugar en Oasis Club Teatro de Zaragoza el 21 de mayo de 2011. Su tema ‘Live your dreams’ junto a Antoine Clamaran y la fiesta Pop Star de Amnesia en Ibiza eran los reclamos de una noche que se presentaba bastante bien.

Yo estaba comenzando mi tercera fase como fotógrafo de eventos, como suelo decir, pues había superado el proceso de ser un aficionado y ya llevaba un par de años lanzándome a grandes conciertos que ese verano de 2011 culminarían con el salto a Salou, al Arenal Sound Festival y a otros pueblos más allá de los que había visitado dentro del territorio aragonés. Soraya Arnelas, tras salir de Operación Triunfo 2005, pasaba por uno de sus mejores momentos y he de reconocer que me hizo mucha ilusión poder conocerla en persona. Además, la fiesta Pop Star con un sinfín de performances me dio pie a hablar con su creador, Brian Cross, con el que después estaría girando algo más de 3 años como fotógrafo por media España gracias a un acuerdo con Licor 43.

Llevaba mi Canon 1000D y el objetivo 18-55mm que empezaba a notar básico por aquél entonces. No obstante, como muchos fines de semana trabajaba de DJ no me planteaba comprar más accesorios para fotografía.

Maxima FM en Zaragoza, entre Las Playas y el Anfiteatro Expo

01 07 10 maxima in session 1 1

Hoy en la sección de ‘reportajes míticos’ os presento una de las noches más locas jamás vividas en Zaragoza. La fiesta Maxima FM in session que tuvo lugar el 1 de julio de 2010 en el anfiteatro de la Expo. Estábamos inmersos en la “época dorada” de la emisora dance por excelencia en España. Yo, aunque años atrás ya había participado en la primera caravana de camiones que recorría la ciudad una noche de las Fiestas del Pilar fue en 2009 cuando empecé a trabajar en Maxima FM, montamos la emisora en el Bajo Aragón y tener la posibilidad de vivir desde dentro lo que hasta entonces había visto como espectador y oyente fue una de las cosas que siempre recordaré. En 2009 por primera vez me enfrenté a la organización de un festival y conseguimos meter a más de 3.000 personas en la presentación de la emisora en Alcañiz (Teruel). Esta fiesta de 2010 fue una ocasión que no podía desaprovechar para afianzar lazos con quienes había conocido un año antes, desde Djs hasta gogós.

La fiesta estaba enmarcada dentro de los ‘Festivales del Ebro’, que aquél verano tuvieron un éxito sin precedentes en lugares que se habían creado gracias a Expo Zaragoza 2008. Volver a pisar el anfiteatro, donde tantas noches felices había vivido trabajando como técnico de sonido, fue una experiencia inolvidable. Fue una de esas noches en las que sentí la magia de la unión de la gente por la música, no solo vibré con Maxima FM sino también con personas que me empezaban a reconocer por ser fotógrafo o reconocían mi voz de la radio y eso, para qué nos vamos a engañar, mola mucho.

Usé la Canon 1000D pero sin flash externo, pues aún no me lo había comprado ni era consciente de que lo pudiera necesitar, en 2010 tener una cámara así de 10 megapíxeles y disparar a ISO 800 era más que suficiente para sacar fotos mucho mejores que la competencia con un poco de maña, pues era la moda de las semiréflex, una gama inferior pero más barata que hacía fotos mínimamente decentes por la noche. El objetivo: 18-55mm. Nada más. (El reportaje ya no está disponible online, así que no os puedo dejar ningún enlace).

La inolvidable Nochevieja de Huesca

nochevieja2015huesca

En la sección de reportajes míticos no podía faltar el de la Nochevieja 2015 en la Plaza de Toros de Huesca. Para mí fue una noche muy especial porque era la primera vez que tenía que coger el coche sin trabajar de DJ en Nochevieja y supuso un antes y un después en mi vida profesional. Pasar de levantarme a las 7 de la mañana del 31 para cargar furgonetas y montar escenarios por pueblos hasta volver a casa el día 1 por la tarde a simplemente trabajar unas horas me resultó tremendamente extraño, una decisión muy difícil que supuso oír las campanadas en la radio del coche de camino a Huesca en lugar de estar controlando el sonido en un pabellón o sujetando el micro de la discomóvil cerca del altavoz de la televisión del alcalde.

Recuerdo perfectamente que cuando llegué comenzaba a entrar la gente y estuve media noche en un photocall por el que había que pasar para acceder a la carpa. A una temperatura bajo cero, pasé tanto frío sin guantes que si paraba dos minutos de hacer fotos a veces era incapaz de darle al botón del disparador de la cámara, así que batí el récord histórico de fotos en Huesca. Fue una noche espectacular, con las locuras típicas de la gente en Nochevieja, pero me lo pasé genial porque fue como transportarse a las fiestas de San Lorenzo cuando montaban varias carpas de peñas juntas, mismo ambiente, mismo buen rollo y mismas ganas de diversión de principio a fin.

Usé la Canon 70D para hacer 4 reportajes de unas 200 fotos cada uno y un retoque que comenzaba a evolucionar de las reducciones de ruido exageradas que se habían llevado en los años anteriores hasta la nitidez de los detalles más propia de la actualidad. Mi intención era darlo todo para convertirme en fotógrafo fijo de Nochevieja en Huesca, afianzar una relación que quizás podía darme más trabajo a lo largo del año, aunque sólo duró dos años por desgracia debido a problemas de la organización con el Ayuntamiento. Asímismo conocí a gente que me prometió ser el fotógrafo de su paso de ecuador, de su fin de carrera o de su cumpleaños, pero como suele pasar todo quedó en nada. Eso sí, cuando terminó el cotillón me fui por los bares de Huesca a seguir la fiesta con una cuadrilla que conocí y lo cierto es que me lo pasé bastante bien. Echo de menos Huesca, cada vez que voy a día de hoy es como retroceder a la Zaragoza de hace 10 años cuando todo el mundo valoraba al fotógrafo inmensamente.

El Madness Festival, mi primera vez en el Pabellón Príncipe Felipe

21 09 13 madness festival acto 1 de 2 2

Retomamos la sección de reportajes míticos con uno de los festivales en los que más disfruté en el Príncipe Felipe de Zaragoza: el Madness Festival. Tuvo lugar el 21 de septiembre de 2013 y fue todo un regalo por el día de mi cumpleaños eso de volver a encontrarse con Mastiksoul o DJ Nano, que aquellos años veía más que a mi madre. La idea se gestó en Salou meses antes y poco a poco me fui metiendo de lleno, creo que formamos un gran equipo aunque lo cierto es que mi estreno como RRPP vendiendo entradas en Zaragoza no alcanzó mis expectativas, analizándolo con el tiempo creo que se me subió a la cabeza eso de ganar dinero con entradas porque en Salou no sé cómo hacía para vender decenas cada noche y en Zaragoza era tal la competencia que creo recordar vendí nada más que 17.

Fotográficamente solo pude estar la primera parte del festival porque estaba comprometido en otro sitio, pero aproveché bien el tiempo. Llevaba mi Canon 1000D ya por aquel entonces consagrándose como mi cámara de la suerte. ¿Estuviste? Cuéntamelo en los comentarios.

BigBe, la discoteca que marcó un antes y un después

bigben

No hay palabras para describir la discoteca BigBen de Golmés (Lérida), para mí una de las mejores que he visitado en mi vida. La noche del 23 de marzo de 2013 con esta foto, aunque llevaba algo más de un año yendo por allí, me convertí el “el fotógrafo de BigBen” para muchísima gente. No recuerdo exactamente qué fiesta hubo, creo que carnaval, y se llenó.

Era una gozada recorrer el local, caminar por cada una de sus partes y encontrarte con personas de todo tipo en cada rincón, unas que te pedían foto para compartirla en Facebook, grupos de amigas de 16 años que se emborrachaban por primera vez quizás y me hacían propuestas indecentes, parejas que se habían conocido allí y querían una foto de recuerdo en su aniversario. El parking, por supuesto, era todo un espectáculo, allí se podía ver de todo pero siempre con un buen rollo impresionante.

Llevaba mi Canon 1000D, esa que me ha dado tantas alegrías y me parece que batí mi récord de fotos en una noche con más de 1.000. Pero los jefes de la discoteca eran un tanto exigentes así que pedían muchas para luego hacer una selección importante de las mejores.